Skip to main content

Manifiesto COCARMI: Por los derechos humanos de las personas con discapacidad

Con motivo del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas, el movimiento social catalán de la discapacidad, articulado en COCARMI (Comitè Català de Representants de Persones amb Discapacitat), hace público lo siguiente:

 

MANIFIESTO

El pleno ejercicio de los derechos de ciudadanía de las personas con discapacidad está inevitablemente supeditado a la posibilidad de acceder, utilizar y disfrutar de todos los entornos, bienes, productos y servicios que ofrece la sociedad en todos los ámbitos.

Así, la accesibilidad universal se entiende como un derecho necesario para el pleno ejercicio de los derechos humanos que consagra la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad i, por lo tanto, se trata de un bien social básico que hay que garantizar.

En este sentido, históricamente, la incorporación de las personas con discapacidad en el mercado laboral ha sido muy baja como consecuencia de las barreras de accesibilidad y de situaciones de discriminación. De hecho, solo el 38% de las personas con discapacidad en edad laboral trabajan. Además, ahora se suma una situación de precariedad del mercado laboral, de pocos lugares de trabajo disponibles y una realidad social y laboral que hace que tener un trabajo no garantice la inclusión laboral.

Para avanzar, en la inclusión laboral de las personas con discapacidad tenemos que hacer un enfoque integral, que reformule las políticas, estrategias y planes que han contribuido a crear ocupación, a mejorar las condiciones de ocupabilidad, a facilitar el acceso a un lugar de trabajo de calidad y a impulsar el desarrollo profesional.

Un cambio de modelo por el cual es imprescindible el diálogo y la colaboración con las entidades representativas de las personas con discapacidad i sus familias.

Unas entidades que han sido pioneras en la definición de nuevos modelos de atención social y en la articulación del movimiento asociativo, pero que están viendo gravemente afectada su solidez y continuidad por su fuerte dependencia del financiamiento público y bajo acceso a fuentes de financiamiento privado.

Por eso, i para fomentar la participación pública de las personas con discapacidad, hace falta revisar el modelo actual de financiamiento de las entidades, sean o no prestadoras de servicios públicos, y garantizar su sostenibilidad.

Porque si garantizamos la accesibilidad universal y un movimiento asociativo fuerte, garantizamos los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Descargar el Manifiesto en PDF.