Skip to main content

La Fundación FF firma un nuevo convenio de colaboración con el Banco Nacional de ADN para promover la investigación en Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica

La Fundación de Afectados de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica (Fundación FF) ha firmado un nuevo convenio de colaboración con el Banco Nacional de ADN, con nuevas cláusulas y establecimiento de prioridades y líneas básicas a ejecutar durante el 2015. El convenio pretende facilitar y promover la investigación científica acerca del conocimiento de la predisposición genética en el ámbito de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica.

Con el objeto de continuar manteniendo la información biológica y clínica de forma intemporal, se ha introducido en el nuevo Convenio 2014 entre la Fundacion FF, el Banco Nacional de ADN y el Instituto Carlos III, el compromiso de desarrollar un proceso de inmortalización de las líneas celulares procedentes de 100 pacientes, mediante la obtención de líneas celulares linfoblastoides a través de la infección con virus Epstein-Barr(EBV), de cada uno de los mismos. Estas líneas celulares serán seleccionadas entre las existentes en la colección del Banco y se efectuará en base a criterios genéticos, neuropatológicos y clínicos, definidos por miembros del Comité Científico de la Fundacion FF relevantes en cada una de estas áreas (Drs. X. Estivill, J.Serra, A. Collado,…) y posteriormente seguirá un proceso de aprobación por los Comités Científicos del Banco Nacional de ADN y de la Fundación FF.

La firma del convenio se realizó durante la reunión del Comité Científico de la Fundación FF, y en el marco de la inauguración de las VIII Jornadas Codo con Codo en el Senado de España, celebradas los pasados 12 y 13 de diciembre en Madrid. El documento fue firmado por la presidenta de la Fundación FF, la sra. Emília Altarriba, y el Director Científico del Banco Nacional de ADN, el dr. Alberto Orfao.

La colaboración entre el Banco Nacional de ADN y la Fundación FF empezó en 2006, con el objetivo de promocionar el desarrollo de líneas de investigación en estas enfermedades que puedan mejorar el conocimiento de sus mecanismos fisiopatológicos. Por este motivo, el Comité científico ha creído necesario potenciar el desarrollo de un Banco de DNA de pacientes afectados de estas enfermedades y de sus familiares de primer grado, con las máximas garantías en la identificación y definición de las características de los pacientes, familiares y controles de los que se obtendrán las muestras, rigurosidad en la obtención y almacenamiento del DNA genómico  y seguridad en el cumplimiento de las normas éticas y legales para llevar a cabo dicho proceso.

Dos razonesestadísticas justifican y reafirman la oportunidad y necesidad del Banco: hay evidencia de una predisposición genética a padecer los síntomas y que está ligado al género (el 95% de los pacientes son mujeres), y también existe evidencia clara de que hay agregación familiar, ya que el riesgo de padecerla al tener un familiar de primer grado afectado es 8 veces mayor. A pesar de ello, aún no están identificados los genes claves para el desarrollo de la enfermedad. Además, el análisis genético tiene que ayudar también a descubrir nuevas moléculas, como dianas terapéuticas, que ataquen la fisiopatología de las enfermedades.